¿Conoce las diferencias entre el Gazpacho y el Salmorejo? Aprende a distinguir los dos clásicos del verano

Con el buen tiempo nuestra forma de comer cambia completamente. Pasamos menos tiempo en la cocina, pero, paradójicamente, parece que nuestra alimentación mejora al incorporar más ensaladas, con verduras en crudo, que mantienen todos sus nutrientes; y sopas frías como el gazpacho, el salmorejo … Y, respecto a estas dos últimas, aunque son platos que guardan mucha similitud, son elaboraciones completamente diferentes. Por ello hoy queremos mostraros todas las diferencias entre el gazpacho y el salmorejo. ¿Nos acompañas a conocerlas?

¿Conoce las diferencias entre el Gazpacho y el Salmorejo? Aprende a distinguir los dos clásicos del verano

Y es que la cocina mediterránea es conocida por su amplia variedad de sabores y platos refrescantes; y entre estas saludables recetas hay dos que destacan sobremanera: el gazpacho y el salmorejo. Ambos son sopas frías a base de tomate, originarias de Andalucía; que se elaboran con los ingredientes en crudo. Sin embargo, no son pocas las diferencias entre ellos. Detalles y matices que los convierten en dos platos únicos. Vamos a verlo:

El Gazpacho

Típico andaluz, al igual que el salmorejo, sus ingredientes básicos son tomate, pepino, pimiento, pan, aceite de oliva, vinagre y ajo. Aunque bien es cierto que cada vez podemos encontrar gazpachos de más sabores y con ingredientes de todo tipo. Incluso a base de frutas.

Sin embargo, el más clásico, el gazpacho original, guarda cierta similitud con el salmorejo, sin embargo, son dos platos también con muchas diferencias. El gazpacho destaca por su potente sabor y es perfecto para tomar como una refrescante bebida, aunque ello no limita que se sirva como primer plato con sus correspondientes picatostes. Estos son a base de los mismos ingredientes que lleva el gazpacho: pepino, tomate, pimiento, cebolla o cebolleta y pan frito. Todos ellos muy bien cortaditos en daditos pequeños. 

El Salmorejo

También un plato andaluz, pero, en concreto, cordobés. La gran diferencia que tiene con respecto a su primo hermano, el gazpacho, es que éste únicamente incluye tomate, pan, aceite, ajo y sal. No lleva ninguna verdura más. Esto aporta un resultado mucho más rojo, y un sabor predominante del tomate, su único ingrediente principal. También destaca la cantidad de ajo utilizada en su receta, pues (aunque depende del gusto del cocinero) por norma, suele llevar mucho más ajo que el gazpacho.

El salmorejo no suele servirse a modo de bebida, si no como entrante o primer plato. Y siempre acompañado de sus clásicos picatostes que, en esta ocasión, son huevo duro y jamón tostado, para aportar esa textura crujiente. Aunque también podemos encontrar nuevos y deliciosos acompañamientos como lomos de ventresca en aceite.

Diferencias entre el Gazpacho y el Salmorejo

Ingredientes: Ya mientras vimos en qué consiste cada uno de estos platos dejamos a la vista la primera y más básica diferencia: los ingredientes que componen cada uno de estos platos. Pues, aunque ambos son a base de tomate y podemos decir que éste es su ingrediente principal, el gazpacho añade muchas más verduras, lo que le aporta un sabor completamente diferente, a la vez de un color más anaranjado. Contrario al rojo vivo del salmorejo.

Consistencia: Otra de las grandes diferencias que encontramos entre estos dos platos es la consistencia. Pues, el gazpacho, tiene una textura mucho más líquida. Es por ello que este plato podemos servirlo también a modo de bebida muy refrescante. Mientras que el salmorejo, más consistente, no se sirve a modo de bebida.
De hecho, en el salmorejo el pan es casi un imprescindible, mientras que en el gazpacho se puede omitir. Incluso en muchos lugares el pan directamente ni se utiliza para elaborar gazpacho.

Presentación: Y terminamos las diferencias entre el gazpacho y el salmorejo haciendo referencia a la presentación de ambos platos. Pues, mientras que el gazpacho suele servirse en vasos si lo vamos a beber, o en cuencos si se sirve a modo de entrante con sus picatostes; el salmorejo suele ir en plato hondo, como si de una sopa se tratase (y lo cierto, es que es esto, una sopa fría).
Además, también existe diferencia entre los acompañamientos, como ya comentamos. Pues mientras que el salmorejo se acompaña con jamón y huevo duro, el gazpacho admite más ingredientes como el tomate, el pimiento, la cebolla, los picatostes de pan…


Y ahora que ya hemos visto las diferencias entre el gazpacho y el salmorejo, ¿con cuál os quedáis vosotros? ¿Cuál es vuestro favorito? No olvides dejárnoslo en los comentarios. ¡Nos encanta leeros! Y recordad también seguirnos en las redes sociales. Nos podéis encontrar en Twitter, Facebook, Instagram y Pinterest.

¡Hasta la Próxima!

Suscribirse
Notificar vía
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Comparte tu opinión con la comunidad!x
()
x