Cómo hacer castañas asadas en casa, tres formas de cocinarlas y trucos para que queden en su punto

Las castañas son un icono del otoño. Comienza a llegar el frío y las calles se llenan del olor de las castañas asadas y puestos cocinándolas. Y lo cierto es que son todo un vicio. Así que para esos días en los que el antojo te pueda, y no te apetezca salir de casa, os vamos a enseñar cómo hacer castañas asadas en casa.
Además, el ahorro de dinero será considerable si las hacemos nosotros mismos a si compramos el típico cucurucho de castañas.

Cómo hacer castañas asadas en casa, tres formas de cocinarlas y trucos para que queden en su punto

Cómo asar castañas en casa de forma fácil

Aunque la forma tradicional para asar castañas es al fuego, no todos tenemos la suerte de poder tener una fogata en casa. Pero para todos los que tengáis una barbacoa en el jardín, al final os contaremos algunos trucos para que salgan perfectas. Para los demás que vivimos en pisos, vamos a ver tres formas para asar castañas en casa de forma fácil.

Antes de comenzar: Elegir unas buenas castañas

Antes de comenzar con nuestra receta, tenemos que elegir las castañas muy bien. Para ello nos fijaremos en que sean castañas de calidad, que tengan un bonito color pardo brillante. Intenta también que sean de buen tamaño (no escojas las pequeñas) y que pesen, serán las que estén en mejor estado.

También debemos desechar las que tengan algún corte o vengan con agujeros, pues pueden tener gusanitos.

Una vez hemos elegido las castañas, vamos a lavarlas muy bien bajo el grifo. Seguidamente las secamos y realizamos un corte en todas las castañas que vayamos a asar. Tenemos que hacer un corte limpio y ligeramente profundo. Eso es muy importante para que, durante su cocción, no estallen. Escojas la elaboración que escojas, siempre debemos hacer este corte en las castañas.

Llegados a este punto, tenemos tres opciones para hacer nuestras castañas. Vamos a ver cómo hacer castañas asadas en casa.

Castañas asadas al horno

Uno de los métodos más cómodos y con mejor resultado para hacer castañas asadas en casa es al horno. Para ello comenzaremos precalentando el horno a 200º, durante 10 minutos.

Empezamos nuestra elaboración después de haber limpiado las castañas como comentábamos al principio y tras haberle realizado los cortes. Esto es imprescindible sigas el método que sigas.

Ponemos las castañas en la bandeja del horno, sobre un papel de hornear, en la parte más baja. Horneamos durante 10 minutos con calor arriba y abajo (y con aire si puede ser). Pasado ese tiempo, damos la vuelta a nuestras castañas y continuamos horneando durante 10 minutos más.

Cuando las saquemos del horno, añadimos una pizca de sal al gusto y, ¡a comer!

En la sartén

Si optas por este método para cocinar tus castañas, ten en cuenta que mancharán mucho la sartén y puede estropearse en contacto con las cáscaras de la castaña. Por ello, utiliza una sartén viejas o que no utilices ya para otras elaboraciones.

Esta forma es muy sencilla también. Pero vamos a diferenciar entre cocina de inducción o vitrocerámica y cocina de gas. Pues si contamos con una cocina de gas podemos seguir otro método con el que nuestras castañas cogerán un sabor mucho más rico.

Como hacer castañas asadas en vitro o inducción:

Una vez tengamos limpias nuestras castañas y les hayamos realizado el corte oportuno, vamos a ponerlas en una sartén al fuego. Ponemos el fuego medio-alto y cocinamos durante unos 30-35 minutos. Ponemos la tapa y vamos moviendo de vez en cuando para que no se quemen. Lo ideal es darles la vuelta directamente moviendo la sartén enérgicamente, para que se vayan tostando por todos lados.

Pasado ese tiempo comprobamos que están bien hechas (ya que el tiempo dependerá del tamaño de la castaña y de la humedad que tenga).

En cocina de Gas

Si por el contrario tienes cocina de gas, la mejor opción es utilizar una sartén especial para asar castañas, como estas que veis en la imagen. Son ligeramente más hondas y la gran diferencia con respecto a una sartén normal es que tiene agujeritos en la parte de abajo.
Esto permite que las castañas entren en contacto directo con el fuego y queden con un sabor estupendo.
Estas sartenes también te servirán para tostar otros frutos secos, mazorcas de maíz…

Si dispones de una sartén de este tipo, la elaboración es igual que como comentábamos anteriormente, sólo que no debemos tapar la sartén. Además estarán hechas en menos tiempo (entre 20 y 25 minutos será suficiente, como siempre, dependiendo del tamaño de las castañas).
Cuando estén listas, vamos a apagar el fuego y a tapar la sartén con un paño, dejando que reposen así unos 5 minutos. De esta forma se pelarán mucho mejor.

Y por último, asar castañas en el microondas.

Aunque lo cierto es que de esta forma no quedarán igual, es una forma muy rápida y socorrida de quitarnos el antojo de unas castañas asadas.
También es una buena forma de cocinar las castañas si vamos a utilizarlas en otra receta.

Antes de comenzar hemos de tener en cuenta que si las cocinamos de esta manera no podemos poner demasiadas a la vez. Lo ideal sería entre 10 y 12. Si queremos cocer más, mejor hacerlo por tandas.

Cuando tengamos las castañas limpias y hayamos realizado el corte, vamos a ponerlas en un bol apto para microondas, con tapa. Cocinamos 3 minutos a máxima potencia. Una vez pasado ese tiempo, comprobamos que se han cocinado correctamente. Si aún faltase un poquito, las metemos de nuevo unos 30 segundos, hasta que estén al gusto.

Cómo asar castañas al fuego

Y por último, para los más afortunados que dispongan de una barbacoa esta es la mejor forma de hacer castañas asadas en casa.
Para asar las castañas de la forma más tradicional necesitaremos una sartén especial para castañas. Como os comentábamos antes, lo primero es la elección de las castañas. Desechamos las que tengan rotos o agujeritos y las lavamos.

Cuando tengamos unas buenas brasas, primero calentamos la sartén, unos minutos. Añadimos entonces las castañas a nuestra sartén y las cocinamos moviendo de vez en cuando.
Podemos avivar el fuego de vez en cuando para que le de un toque a nuestras castañas, pero sin dejar que se quemen demasiado.
Cocinamos durante unos 15 minutos y ya estarán listas para degustar.

NOTA: Si dejas las castañas enfriar demasiado será más difícil pelarlas. Además frías, aunque también están buenas, pierden mucho encanto. ¡Pero cuidado de no quemaros!

Dónde utilizar castañas asadas

Las castañas asadas son todo una delicia así sin más. Es un riquísimo aperitivo, o un ideal postre. Pero también podemos utilizarlas en multitud de platos. Por ejemplo en ensaladas o incluso para decorar nuestros postres favoritos. Quedan genial con fruta.


Y a vosotros, ¿os gustan las castañas asadas? Recuerda dejarnos tus comentarios, trucos, opiniones… ¡Nos encanta leeros! Y no olvidéis seguirnos en Twitter, Facebook e Instagram para estar al día de todas nuestras publicaciones.

Si quieres compartir tus recetas con la comunidad TopGastronómico entra en: «Enviar Receta«, rellena los pasos a seguir y, ¡la publicaremos a tu nombre!

¡Buen Provecho!

Suscribirse
Notificar vía
guest
1 Comentario
Viejos
Nuevos Más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Rosa
Rosa
1 año hace

Que buenas las castañas. Yo también las cuezo con aníses y están muy buenas. Y en el arroz con leche también están riquísimas.

1
0
¡Comparte tu opinión con la comunidad!x
()
x