El mes pasado comenzó la temporada fuerte de los frutos secos, un superalimento que nos aporta multitud de propiedades beneficiosas a nuestro organismo. Continúan en noviembre, como vimos en la última entrada de Alimentos de temporada en Noviembre. Y por ello, vamos a hablar de ellos, de todos sus beneficios y cualidades.

Los frutos secos, un superalimento con multitud de beneficios

Son unos alimentos muy energéticos y ricos en grasas, proteínas y oligoelementos. La Fundación Española del Corazón recomienda consumirlos, en cantidades moderadas, todos los días. Concretamente, recomienda unos 50 g. al día de estos superalimentos. (Por supuesto no nos referimos a los frutos secos en su versión frita y salada).

Y, aunque debido a su alto contenido en grasa, pueden no tener muy buena fama, lo cierto es que las grasas que contienen son «grasas buenas», monoinsaturadas y poliinsaturadas. Este tipo de grasas contribuyen a reducir los niveles de colesterol y a aumentar la salud de nuestros vasos sanguíneos.

Entre los frutos secos destacan como superalimentos las almendras, los pistachos, las nueces y las avellanas. Vamos a ver todos los beneficios y nutrientes que aportan a nuestro organismo.

Propiedades de las almendras

Los frutos secos, almendras

Las almendras, con un delicado sabor dulzón, cuenta con multitud de beneficios para nuestro organismo.

Unas 20 almendras en crudo, nos aportan 100 calorías, y debido a su alto efecto saciante nos ayudarán a controlar el apetito.

Puedes comerlas crudas, tal cual, están riquísimas, o bien incluirlas en ensaladas, postres o en el crocante de tu puré. También puedes añadir tu puñadito de almendras diario en tu desayuno.

Y, ¿Qué beneficios nos aportan?

Las almendras son una gran fuente de energía gracias a su aporte en carbohidratos. Por ello, son perfectas tanto para los más pequeños como para deportistas.
Como os contábamos antes, tienen un importante aporte de grasas saludables. Además, gracias a su efecto saciante y alto contenido en fibra, facilitan el tránsito intestinal, por lo que nos ayudan a controlar el peso.

Su consumo diario, según numerosos estudios, reduce hasta en un cincuenta por ciento las posibilidades de padecer infartos u otras enfermedades cardiovasculares. También fortalecen las arterias gracias a los aminoácidos y ácidos grasos que contienen.

Tienen un alto contenido en antioxidantes. En concreto, en vitamina E. Con tan solo 30 gramos de este superalimento habrás cubierto un 63% de las necesidades diarias de antioxidantes. También tienen propiedades antiinflamatorias.

Gracias a su alto contenido en fósforo y magnesio, las almendras son un gran aliado de nuestros huesos, dientes, cabello y piel. Su alto contenido en calcio ayuda a prevenir enfermedades óseas como la osteoporosis. Pero además nos ayudan a cuidar nuestros músculos, combaten la ansiedad y la irritabilidad, y evitan el insomnio.

Y si todos estos beneficios no te parecen suficientes, un truco para ayudar a nuestro cuerpo a una mayor absorción de los nutrientes que nos proporcionan las almendras, es ponerlas unos minutitos en remojo antes de comerlas. Así se liberará el ácido fítico que contienen, y que es un perfecto antioxidante natural.


Propiedades de los Pistachos

Pistachos, otro fruto seco considerado superalimento

Al igual que las almendras, este magnífico fruto seco ayuda a controlar el peso (siempre que esté incluido en una dieta equilibrada, claro).

Cuentan con un alto poder nutritivo, una ración de 30 g. nos proporcionará más del 11% de la cantidad de proteína recomendada, y en torno a un 10% de la cantidad de fibra necesaria para los adultos. Esta última nos ayuda a tener un buen tránsito intestinal.

También mejoran la salud cardiaca y el colesterol, gracias a su alto contenido de fitoesteroles.
Además la luteína, zeaxantina y riboflavina que nos aportan protegen a nuestros ojos de los rayos solares.

Consumir este superalimento nos aporta cantidad de minerales y vitaminas, necesarias para nuestro organismo, como la vitamina B1, B6, vitamina E, K y ácido fólico. Así como potasio, cobre, manganeso, hierro, selenio y zinc, entre otros. Además, muchas de las vitaminas que nos aportan, como la B2 y la vitamina E, y su alto contenido en antioxidantes nos ayudan a combatir el envejecimiento.

Incluirlos diariamente en nuestra dieta nos ayuda a controlar el nivel de azúcar en sangre.

Como curiosidad, ¿sabías que en China es conocido como el fruto feliz?


Las nueces, otro fruto seco considerado superalimento

Las nueces, otro fruto seco considerado superalimento

Aunque es uno de los frutos secos que mas grasa tienen (el 62% de su peso), sus altas proporciones de ácidos grasos hacen que sea un alimento muy saludable. Y sólo un 9% de su grasa es saturada, un porcentaje muy bajito. Vamos a ver todas sus propiedades:

Gracias a los ácidos omega-3, las nueces son muy buenas para el corazón, ayudándonos a reducir el colesterol y mejorar nuestro ritmo cardíaco. También benefician nuestra salud cerebral. Por otro lado, las vitaminas del grupo B, junto al fósforo y la lecitina que aporta este superalimento, ayudan a prevenir pérdidas de memoria y enfermedades neurodegenerativas.

Las nueces son antioxidantes, lo que las hace un gran aliado de nuestra piel. También favorecen el crecimiento y la salud de nuestro cabello.

Tienen un alto efecto antiinflamatorio, lo que las hace un alimento muy recomendable si tienes asma, artritis o enfermedades de la piel como la psoriasis.

Si quieres incluirlas en tu dieta de forma diaria, prueba a comerlas con una tostada con queso fresco, un poco de mermelada, y las nueces. ¡Riquísimo!


Propiedades de las avellanas

Las avellanas son ricas en ácido oleico, una grasa monoinsaturada, lo que hace a las avellanas un alimento muy energético y un aliado del corazón. El ácido oleico es un gran cardioprotector, ayudando a reducir los niveles de colesterol.

Ayudan a mejorar el tránsito intestinal gracias a su alto contenido en fibra vegetal. También son aptas para diabéticos por su bajo contenido en hidratos de carbono.

Su consumo se recomienda en situaciones de sobreesfuerzo físico o mental, gracias a su alto valor energético y nutritivo. Por lo que es el alimento perfecto para estudiantes y deportistas.

Las avellanas también son una buena fuente de minerales como el calcio, fósforo y magnesio, los cuales ayudan al equilibrio del sistema nervioso.
Ricas en antioxidantes, como la vitamina E. Tan solo 30 g. de este superalimento te aportará el 67% de la cantidad diaria necesaria de vitamina E.


Y después de conocer todos los beneficios que nos aportan estos cuatro superalimentos, ¿a qué esperáis a incluirlas en vuestras dietas?

Recordad seguirnos en Twitter para estar al día de todas nuestras publicaciones.

Publicaciones Similares

Suscribirse
Notificar vía
guest

1 Comentario
Viejos
Nuevos Más votados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Chari
Chari
1 año hace

Muy interesante toda la información, siempre había escuchado que son muy buenos los frutos secos, pero no sabía que contaban con tantos beneficios, tendré que incluirlos mas a menudo en mi dieta