Algunos trucos y tips para cuando utilices ajo en la cocina

El ajo es un bulbo muy utilizado en la cocina gracias a su gran valor nutricional, a las propiedades que se le atribuyen y a su aroma y sabor inigualables. Además, es tan versátil que podemos tomarlo tanto cocinado de multitud de maneras como en crudo. Simplemente restregando un ajo en pan con aceite, tendremos un tradicional y riquísimo desayuno. Pero además de todas estas cualidades, hoy os traemos algunos trucos para que el uso del ajo en la cocina te resulte más sencillo. ¡Después de leerlos no dejarás de utilizar ajos!

Algunos trucos y tips para cuando utilices ajo en la cocina

Este alimento, proveniente de la planta Allium Sativum, ha sido utilizado desde hace más de 6.000 años. Se cree que su origen se dio en Asia Central, desde donde se expandió al resto del mundo.
Siempre ha contado con mucha fama y se le han atribuido multitud de efectos medicinales; e incluso, propiedades místicas. Si quieres conocer más sobre la historia del ajo, pincha aquí.

Y estos efectos medicinales han perdurado hasta nuestros días, con estudios actuales que demuestran que es un ingrediente muy saludable y que, además, nos aporta multitud de beneficios. No es de extrañar que este alimento haya sido, durante siglos, un imprescindible en remedios naturales y médicos.
No te pierdas todos los beneficios y propiedades del ajo al detalle.

Algunos trucos con ajo para que su uso nos resulte más cómodo y sencillo

Y es que como decíamos, el ajo es uno de los ingredientes más utilizados en la cocina. Así que vamos a ver algunos truquillos para que su uso nos resulte más fácil y más cómodo. Por ejemplo, para pelarlos de forma rápida y más eficaz, o bien para eliminar su olor de las manos.

Trucos para pelar el ajo fácilmente

Cuando utilizamos ajos en la cocina, lo principal es pelarlos. Aunque bien es cierto que, para algunas recetas como por ejemplo, las migas, no es necesario pelarlos. Pues podemos añadir los ajos con piel y todo para que se confiten sin riesgo de quemarse. De hecho, es como se han cocinado de forma tradicional las migas durante muchísimo tiempo, con los ajos «encamisados».

Pero aún así, para la gran mayoría de recetas necesitamos pelar los ajos antes de utilizarlos.

Aunque contamos con chulísimos y sencillos peladores de ajos que por menos de 3€ nos ayudarán enormemente en esta tarea; también contamos con algunos trucos para pelar los ajos de forma más fácil con utensilios que todos tenemos en la cocina.

Pelador de Ajos

1 Uno de los trucos para pelar el ajo de forma rápida es poner los dientes de ajo, de uno en uno, sobre una tabla de cortar. Apoyaremos un cuchillo sobre él, pero no por el filo, si no por la parte plana. Y golpearemos el cuchillo varias veces pero sin llegar a aplastar el ajo. Verás como así resulta mucho más sencillo quitar la piel, pues saldrá sola.

2 Otra sencilla forma de pelar los ajos de forma muy sencilla es meterlos en el microondas por 20 segundos, a máxima potencia. Cuando los saquemos, tras dejar que se enfríen para no quemarnos, verás que la piel se retira con muchísima facilidad. Evitando así manipularlos en exceso y que se nos impregne demasiado su olor en las manos.
Ten en cuenta que este truco sólo es recomendable utilizarlo cuando los ajos los vayamos a usar en sofritos, guisos o cualquier otra receta donde vayamos a cocinarlos. Si son para usar en crudo, es mejor escoger otro método para pelarlos, pues con éste perderán textura.

3 Y por último, otro truco muy mostrado en redes sociales para pelar los ajos consiste en meterlos en un tarro con tapa y agitar el recipiente de forma enérgica durante unos segundos. Hasta que, por el propio roce y los golpes, la piel acabe saliendo sola.

Evitar el aliento a ajo

Cuando comemos ajo, sobre todo en crudo, nos dará un aliento muy fuerte y nada agradable. Pero para evitar el aliento a ajo, contamos con algunos trucos muy sencillos.

Algunas formas de eliminar el aliento a ajo, quizá sean incluso menos agradables que el propio aliento que nos deja este alimento. Por ejemplo, masticar un clavo de olor o granos de café.
Por suerte contamos con otros métodos algo más agradables. Ya que masticar un palo de regaliz también nos ayudará a eliminar el aliento a ajo. O bien, comer manzana, plátano o kiwi, ya que estos alimentos ayudan a reducir el aliento que nos deja el ajo.

Evitar el olor a ajo en las manos

Evitar el fuerte olor a ajo tras manipularlo, tanto en las manos como en los utensilios de cocina que utilicemos, es tan sencillo como aclararnos bajo el grifo, sólo con agua y sin frotar.

Si queremos quitar el olor a ajo del cuchillo bastará con dejar correr el agua del grifo sobre él. Lo mismo que en las manos, las pondremos bajo el chorro de agua y dejaremos el agua correr unos segundos.
Ya que si frotamos, lo único que conseguimos es que el olor a ajo penetre con más fuerza; provocando así que las manos nos huelan más fuerte aún. ¿Cuántas veces no habéis notado que las manos os huelen aún más a ajo después de lavároslas frotando?

Evitar que el ajo repita

A muchas personas el ajo puede repetirles. Esto es que sentiremos su olor y sabor en la boca al tiempo de haberlos ingerido. Y ocurre porque en nuestro cuerpo se da una regurgitación de los alimentos. Y el ajo es muy propenso a provocarnos esta sensación.

Para evitarlo será suficiente con retirar el corazón. Es decir, la parte central del ajo.

Y por último, vamos a ver algunos consejos para picar ajos

Algunos trucos y tips para cuando utilices ajo en la cocina

Si queremos picarlos muy bien, en daditos muy pequeños, porque vamos a utilizarlos, por ejemplo en una ensalada de tomate, lo mejor es utilizar un triturador.

Es rápido, muy sencillo y eficaz. Pues no correremos ningún riesgo de cortarnos y además podemos hacer gran cantidad en pocos segundos.

Además, si quieres picar mayor cantidad para tenerlos siempre listos, puedes conservar el ajo picado guardándolo en cubiteras de hielo. Simplemente, guarda una cucharadita o dos, dependiendo del tamaño de tu cubitera, y cubre hasta llenarla 3/4 partes con aceite de oliva.
Guárdalo en el congelador y tendrás ajo picado siempre listo para utilizar. Cuando lo necesites, simplemente añade los cubitos necesarios en la sartén, y comienza tu receta.

También contamos con utensilios de cocina específicos para picar ajos de forma rápida, como estos que os mostramos. Además cuentan con una gran ventaja, y es que son formas de picar el ajo muy rápidas y seguras.

Set de Picador, cortador y cepillo de ajos

Si no contamos ni con triturador ni con un picador de ajos, también podemos utilizar un método casero. Simplemente utilizando un tenedor. De esta forma, evitaremos cortes y, según vayamos cogiendo práctica, picaremos los ajos de forma más rápida.

Solamente tendremos que frotar enérgicamente el ajo por el tenedor (como si se tratase de un rallador), y conseguiremos unos trocitos pequeños de ajo, pero sin llegar a ser tan minúsculos que si los ralláramos con un rallador convencional.

Otra forma para picar los ajos con un tenedor es haciendo fuerza con éste, aplastando el ajo contra una tabla de madera. De la misma forma que si quisiéramos aplastar las patatas cuando hacemos puré, haremos fuerza con el tenedor varias veces, hasta conseguir que el ajo quede completamente deshecho y en trocitos.


Y ahora que hemos visto un montón de trucos para facilitarnos la tarea cuando utilicemos ajo en nuestras recetas, seguro que os han entrado ganas de utilizarlo en vuestra próxima comida.
Así que no te pierdas este riquísimo paté de ajo, o las clásicas y tradicionales sopas de ajo.

Recordad dejarnos vuestros comentarios, ideas, opiniones… ¡Nos encanta leeros! También podéis seguirnos en las redes sociales para estar al día de todas nuestras publicaciones. Nos encontrarás en Twitter, Facebook, Instagram y Pinterest

¡Feliz Día!

Suscribirse
Notificar vía
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Comparte tu opinión con la comunidad!x
()
x